LE MAT

mat(Texto  Germano Bonaveri y mùsica germano Bonaveri, Antonello D'Urso)

Hace miles de años vivo en medio del mar,
como una cucharita enclavada en un flan:
sobre la cabeza un alto cielo azul,
bajo mis pies, otro cielo igual.

En cambio un día, imaginè una mañana
así decidí ingenuamente de zarpar
hacia otra vida, más allá de  la deriva
que la existencia me pedía, complacer.

De repente Tormenta me sorprendiò
Océano en pie, me boqueaba de terror,
de un solo golpe mi barco se rindió
y naufraguè en las playas del error.

Llamadme, si acaso, loco
que la semilla de la locura
no es un defecto, no es una enfermedad.
Yo soy el único
Que un número no tiene,
no tiene direcciòn
la verdadera libertad.
Por  eso se me diga loco,
que es mejor marginar
quien vive como un gato,
quien escoje de quedarse
en los límites de mundo
donde no hay respuesta
para quien ha tocado el fondo
Y no le abasta.

Yo desde ese día no conozco pena
no actúo por las cosas que he aprendido,
la insignificante ligereza del pasado
es como un perro que me empuja por la espalda:

acción pura en este eterno presente
no tengo más un lugar, el  espacio soy yo.
Soy el fenómeno descarado e impertinente,
la metáfora perfecta indescifrable de Dios

Llamadme loco
que la semilla de la locura
no es un defecto,
no es una enfermedad.
Soy el arcano
que un número no tiene:
es el precio honesto
de mi libertad.
Por eso se me diga loco
sin investigar,
eludiendo la vergüenza
de quien no quiere comprender
quien vive como un gato
hoy como mañana;
grítenme loco:
estáis tan lejanos...

Su questo sito usiamo i cookies. Navigandolo accetti.